Campanas de Libertad

Honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere.

15 noviembre 2006

El sacamantecas

El aborto ha sido noticia durante un par de días con motivo del escándalo que una televisión danesa ha destapado en una conocida clínica-matadero de Barcelona, pero realmente la sangría se repite en Europa cada 30 segundos…

El mal llamado “doctor” Carlos Morín nos ha escandalizado con sus prácticas de carnicero despiadado. ¿Y qué? Todo sigue igual. El supuesto doctor sigue enriqueciéndose, igual que el resto de abortorios que hay en todo el mundo. “No soy un filósofo, no estoy aquí para preguntarme si un feto respiraría o no... coja su moral y quédesela”, afirmó el individuo.

También hemos podido leer esta semana el Informe que recientemente ha hecho público el Instituto de Política Familiar: 995.976 niños son abortados anualmente en Europa, esto es, 2.880 niños son eliminados cada día, sale a 120 abortos por hora.

Da igual. Hay que ver Operación Triunfo y Corazón Corazón, no vaya a ser que este se líe con aquella y yo no me entere…

Triste, tristísimo. Uno de cada 6 embarazos que se producen en Europa termina en aborto. Lamentable.

Se trata de una sobrecogedora realidad que pone los pelos de punta. Vemos muertos a nuestros seres queridos cuando les visitamos en el tanatorio, vemos en televisión los cadáveres tirados en las calles de Bagdad, de Somalia y de Chechenia, vemos esquelas de personas de diferentes clases y colores en la prensa diaria. ¿Por qué no podemos ver en televisión los cuerpos de los niños que ha descuartizado el doctor Morín? ¿Por qué no publica la clínica Dátor y el Grupo CBM una esquela por cada niño que tira al cubo de la basura?

Muerte, aborto, eutanasia. ¿Qué está pasando para que sigamos como borregos encarándonos al abrevadero de la televisión y no nos preocupe lo más mínimo algo tan trascendente como la defensa de la vida de los más indefensos: los ancianos y los niños?


Raúl Sempere Durá · Noviembre de 2006


Artículo publicado en Debate 21

Etiquetas:

1 Comments:

  • At 26/12/07 12:24, Anonymous Ignatius said…

    Infanticidio bautizado con legalidad que permite que se cometan estos crímenes, impasibilidad ciudadana ante esta sangrienta matanza de inocentes.
    Tienes razón ¿En que nos estamos convirtiendo? Mis felicitaciones por poner el dedo en la llaga y postear esos artículos y opiniones en tu blog, deberíamos todos quienes nos oponemos a estos sacrificios humanos, alzar nuestras voces y decir parar a los que asesinan sin pudor, porque esos bebes son inocentes que no pueden defenderse del destino,basta ya de cerrar los ojos a la barbarie.

     

Publicar un comentario

<< Home